Livin' La Vida Aurea

05 diciembre 2008

Pepparkakor!!!!!!!



En sockerbagare här bor i staden,
han bakar kakor mest hela dagen.
Han bakar stora, han bakar små,
han bakar några med socker på.

Och i hans fönster hänga julgranssaker
och hästar, grisar och pepparkakor.
Och är du snäller, så kan du få,
men är du stygger, så får du gå.

Esa es una canción sueca de la época navideña, que habla acerca de "un panadero, que hornea galletas todo el día, grandes y chicas, y algunas con azúcar. Y en su ventana cuelga arreglos navideños, y caballos y puercos y pan de jengibre. Y si eres bueno te va a dar una, pero si eres latoso (?) te puedes ir!". A poco no esta bien bonita? El año pasado me la aprendí en la escuela, y andaba como niña chiquita cantándola por todos lados.

Y esta canción me inspiró este año, me abrío el deseo de hornear pepparkakor o sea pan de jengibre, o más bien galletas de jengibre. La traducción literal del sueco al español sería "galletas de pimienta" pero según leí en Wikipedia, las galletas no llevan pimienta desde 1700 o por ahí.

Para hacer las pepparkakor se necesita hacer la masa por lo menos 24 horas antes de que se vaya hornear. Si tienen un procesador de alimentos, la elaboración de la masa se facilita muchísimo, pero hagan primero 50% y después el otro 50%.

Los ingredientes necesarios son: (aprox. 60-80 galletas medianas)

- 300 grms de matequilla o margarina (sin sal)
- 500 milílitros de azúcar
- 100 milílitros de miel de maíz (para bebes)
- 1 cucharada de jengibre en polvo
- 2 cucharada de canela en polvo
- 1 cucharada de clavos de olor molidos.
- 2 cucharaditas de cardomomo en polvo
- 1 cucharada de bicarbonato
- 200 milílitros de agua
- 900 grms de harina de trigo refinada

(- papel para hornear, un rodillo, moldes para galletas,)

Empiezen la masa con la mantequilla, el azúcar y la miel de maíz. Prosigan con todas la especias y el bicarbotano, y terminen con el agua y la harina, revolviendo la harina poco a poco. Después guardan la masa en un refactario, la cubren y la meten al refrigerador. Y se esperan por lo menos 24 horas.

Y después empieza la diversión!!!!!!!!

Calienten en horno a 225 grados, y saquen la masa del refrigerador. En una mesa (o superficie donde vayan a amasar), poncan una capa de harina, para que la harina no se pegue. Tomen un poco de masa y con ayuda del rodillo aplánenla hasta que quede delgada pero no muy delgada. Ya que quedó, toman un molde para galletas y empiezan a cortar las galletas.



Después quitan las formas.



Y quitan la masa restante con muchoo cuidado.



Mientras yo hacía todo esto, Jesper decidió que me íba a hacer una casita de jengibre, así que empezó con los planes.



Con la ayuda de una espátula levanten las galletas y pónganlas en la bandeja con papel para hornear, o mantequilla, para que no se peguen las galletas.





Horneen las galletas cinco minutos o hasta que esten bien doraditas.





Y esa es la evidencia de las primeras pepparkakor que he horneado.

Después Jesper prosiguió con la construcción de la casa.



Todas las partes se pegan con caramelo.



Al final decoramos las galletas y la casita con azúcar glass.





No serán ni la casita ni las galletas más hermosas del mundo, pero estan hechas con mucho amor!!!!!!!!!!

Prueben la receta no se van a arrepentir, esta buenísima!!!!!!!!

Besos de Jengibre,

Aurea.



8 comentarios:

Jessy dijo...

Que linda casita!! YO QUIERO HACER UNA!!! :D Y que tierno tu galan jijiji a mi marido tambien le gusta hornear, creo que mas que a mi :P

Besos!

Julie dijo...

Awww mi vida Jesper con su casita! Que cute ^^.

Las galletas se ven muy ricas n_n.

GeNmA dijo...

Pero? y luego como se come uno la casita? yo le agarraría cariño a la casita y no podría comermela. Las galletas de gengibre se hacen feas? El azúcar glass no es polvito? Como le hicieron para que saliera así como, masita blanca rara?
n_n /

Jessy dijo...

Genma tiene razon, yo tamnpoco podria comerme la casita jajaja

Tu mamá dijo...

Ay mi vida qué adorables los dos!!!!!y qué rico!!!!!

Los amo con todo mi corazón

Aurea dijo...

se supone qué nos comamos la casita el 6 de enero ya qué este toda polvorosa. Pero la verdad no creo poder tener corazón para comermela. Y Genma el azúcar glass la batimos con una clara de huevo y vinagre :). Ya les daré una actualización de qué paso con la casita.

maga dijo...

Uy que hermosa casita!! y las galletas te quedaron padrísimas awww, es que me da ternura..y ahora me recordaste que tengo que hacerme un ratito para hornear. La canción la canta mi hija, y que pena yo no me la sé :S

Aurea dijo...

Gracias Maga. Ya me imagino a tu nina tan linda cantando. Saludos!