Livin' La Vida Aurea

17 octubre 2013

A los 26...

                                                     
                                                                   Aurea circa 1988

Hace un par de semanas cumplí 26 años. Meses antes me entró un poco de angustia por cumplirlos. Al cumplir 26 solo me íba a encontrar a 4 años de los 30. Qué el lo que hecho con mi vida? Ha validó la pena todo? Ya se me pasó la edad para hacer esto y lo otro? Esas preguntas y más pasaban por mi cabeza. Simplemente me dio miedo volverme vieja. 

Eso del reloj biológico es algo muy chistoso, porque no importa es que tiempos, ni en que cultura estemos viviendo la llamada maternal nos va a llegar. Seguramente, a todas nos llega a edades diferentes, o algunas simplemente nunca les llega la llamada. A mí no me ha llegado, pero me da miedo que me llegue. Y así empezó una crisis de cuarto de vida que no me dejaba ni dormir. 

Me dí cuenta de que habían pasado 10 años desde que conocí a Jesper. Seis años desde que me vine a vivir a Suecia. Me pusé a comparar mi vida con la de el resto de mi generación. Algunos ya casados, algunos con hijos, algunos con los dos. La gran mayoría se graduaron hace un par de años de la universidad y estan ejerciendo. Yo ni a la mitad de la carrera voy, no hay planes de boda ni de hijos en el futuro cercano.

Mis pensamientos se calmaron un poco cuando comencé a salir con alguien a principios de Junio y un torbellino de emociones, que ya eran desconocidas para mí, me tomaron por sorpresa. A casi 3 años de soltería había conocido a algunos chicos, con algunos había durado y con otros no, pero ninguno me había hecho sentir "esa" sensación en el estómago. Todo a fluído bien, con alguno u otro tope que uno se puede encontrar cuando esta conociendo a alguien. 

La escuela me empezó a dar un poco de dolor de cabeza. Empecé a dudar si en realidad quería ser periodista, ya qué al entrar a la carrera yo tenía una idea en mi cabeza de que era más narrativa que otra cosa, pero me dí cuenta de que narrativa es lo menos. También me dí cuenta que la gran mayoría entra a la carrera de periodismo con un sueño y termina haciendo otra cosa, que la situación laboral no es la más fácil y que los periodistas no son muy apreciados. Lamentablemente, es muy común que los periositas sean amedentrados, amenazados, insultados y pocas veces reconocidos. 

Económicamente he estado esforzandome un poco más de lo común, ya que entre libros, rentas, depositos y enfermedades mi cuenta de ahorros se vació y por los últimos meses me ha tocado vivir el día al día. Lo cuál entiendo es parte de la vida. Es un tope y con esfuerzos bien hechos pronto me levantaré de nuevo. 

Fisicamente, había tenido uno que otro resbalón, resfriado por aquí y por acá pero me sentía muy bien, muy fuerte. Empecé a entrenar con pesas y tengo 4 meses de pescatariana, es decir que dejé la carne de res, puerco y pollo. Bajé de peso, me empecé a poner en forma y probablemnte es lo mejor que me he sentido e visto en los 6 años que llevó en Suecia. 

Como sea, me estaba sintiendo miserable porque íba a cumplir 26 años. Pero todo se me pusó en perspectiva hace unos días. 

Continuará...

Aurea. 

7 comentarios:

Judith dijo...

Cada instante de tu vida ha valido la pena. No podemos evitar que pasen los años y menos envejecer, lo que si podemos evitar son las lamentaciones por lo que pudo haber sido y no fue y no es tu caso.

Muchas felicidades por atreverte a cambiar los patrones y enfrentar los miedos. No era tu caso estar ahora graduada, ni casada, ni con hijos. Si tiene que ser será, tienes una larga vida por delante.

Julie dijo...

Ahora que te visité la verdad es que tienes una vida maravillosa Aurea. Vives en un lugar hermoso y te rodeas de gente que te cae bien y es buena para ti.

Siempre le digo a la gente que tú eres una de las personas que más admiro porque te has creado una vida muy buena sola en un país totalmente diferente al nuestro y sin tener ese colchón de tener a la familia para que te saque del apuro.

Te quiero y te extraño mucho!

Anónimo dijo...

Auris !!!!

26 años... Yo quiero comprar tus años :0) Te diré que yo comencé al contrario, estudié me gradué muy chica, trabajé, compré carro, viajé, compré una pequeña casa y me casé. jajaj que irónica es la vida ahora, yo comienzo desde cero es las Suecias. Así que mi Auris adelante como una Yegua.. Ya están en la carrera, así que siguir corriendo con la vida y con los años. Me alegra qué tengaa ganas de enamorarte eso siempre es bueno :) Un abrazote enorme. Anduve dos días en Estocolmo pero fueron visita relampago que no tuve chance de hablarte para vernos. Así que un día de estos o te caígo y me caís en Halmstad, que en el verano esta hermosa :)

saludines

Alma

Clara Moon dijo...

Saludos Auris! al fin devuelta, me encanta tu blog no dejes de relatar tus historias.
Un abrazo caluroso desde Chile!

ELIZABETH RIVAS GARFIAS dijo...

Mi nena tal vez tus expectativas son muy grandes y eso me da gusto, solo te quiero decir que a la vista de muchos tu vida es increíblemente exitosa haz hecho lo que muchos nunca lograran hacer y eso te debe de llenarte de mucho orgullo, y recuerda los tiempos de Dios son perfectos, todo a su debido tiempo, así que mamacita tienes todo de tu parte, y sé Dios seguirá cumpliendo, los anhelos de tu corazón eso nunca lo dudes. Por siempre. Tu tía que te AMA Isha.

Aurea dijo...

Chicuelas hermosas, mujeres divinas! Muchas gracias por sus comentarios tan hermosos! <3

Lily Eriksen dijo...

Me siento igual, hay días en que me empiezo a preocupar hasta por las arrugas, pero luego lo reflexiono y me da risa.

También sé lo que es que la mayoría de los contactos estén casados y con hijos, pero siempre miro hacia el frente para ver al final del camino dónde me esperan mis metas, eso me hace poner los pies sobre la tierra y saber porque decidí lo que decidí y hacia dónde quiero ir.

Cuando yo entré a la carrera me pasó lo mismo, pero sabes, yo siempre he creído que más vale hacer lo que a uno le gusta, que tener unos de esos trabajos en los que sientes todos los días que vives un infierno.

Todo es parte de crecer y vivir, hay que disfrutar hasta de los tragos amargos! porque al final de la vida no nos llevamos nada más que las experiencias y los recuerdos ;)