Livin' La Vida Aurea

09 noviembre 2013

Trombosis Venosa Profunda



                      Digan lo que digan, sucedera lo que suceda pero en mi cabeza soy sexy y lo sé. Ja! 

Hace algunos años aprendí que no sirve de nada entrarle a la depre por las cosas que nos suceden porque en vez de ganar algo perdemos tiempo. Y sí, me tiré mis tres lágrimas en lo que esperaba a que me pusieran mi inyección pero a los 5 minutos me dí cuenta que no valía la pena. Los americanos dicen "shit happens" que traducido literal quiere decir "la mierda nos pasa", lo cual es verdad, no importa que tan buenas o malas personas seamos en la vida. De nada nos sirve ponernos a pensar "por que a mí?" o "qué hice mal?" La vida es lo que es y no sería lo que es sin sus buenas y sus malas.

Estos malos episodios son los que nos hacen apreciar los grandes momentos de la vida. Ya saben, no hay un Ying sin un Yang. No hay bueno sin lo malo. No hay cielo sin infierno. Ni siquiera tenemos que ver los malos tragos como retos, son episodios y punto. No tenemos que hacernos las víctimas. Todos, y digo absolutamente TODOS, hemos o pasaremos por malos momento en esta vida. El que algún accidente nos pasé no nos convierte en nada especial. El aprender a sobrevivir y aún así seguir viviendo sin santificarnos a nosotros mismos es lo que nos hace especiales, sin que nadie más nos otorgue ningún honor, sin perder la esperanza. Nadie es especial en esta vida, pero todos somos especiales. Somos especiales por lo que somos y no por lo que nos sucede. Las circunstancias son siempre accidentales, quienes somos nosotros mismos lo construimos. 

De una semana para la otra me convertí en una paciente de trombosis venosa profunda. Le podríamos echar la culpa a muchas cosas. A las pastillas anticonceptivas, a viajar en avión, a algunos días sedentarios, a la herencia... No importa, lo que importa es la situación en la que me encuentro. Aunque encontremos la razón por la que sucedió no hay forma de regresar el tiempo y cambiar las cosas. Pero si podemos aprender, comprender y utilizar el conocimiento que tenemos. 

No voy a satanizar las pastillas anticonceptivas. Vivimos en una época en la que tener hijos es una opción. Y gracias a Dios por poner conocimiento en científicos y doctores, por que nuestro pobre planeta ya esta sobrepoblado como es. A lo que quiero dar énfasis es a usar las pastilla anticonceptiva correctamente. Cuando vayan al ginecólogo esten seguras de tener toda la información que necesitan:

- Hay historial de trombosis o problemas cardiacos en tu familia? 
- Fumas? 
- Viajas vía área frecuentemente?
- Tienes un tipo de vida activo o sedentario? 
- Padeces o alguien en tu familia padece de hipertensión?

Sí has respondido sí a mas de dos preguntas lo más probable es que pastillas anticonceptivas de combinación, es decir que contienen estrógeno, te vayan a provocar una trombosis. Sin embargo, hay otras opciones que no te ocasionaran riesgo alguno. 

Tampoco voy a satanizar el viajar en avión frecuentemente, pero si te vas en algún en algún de vuelo de más de dos horas, y aquí aplica para hombres y mujeres, asegurate de hacer ejercicios con las piernas, caminar un poco, tomar mucha agua y evitar bebidas alcohólicas, ya que retener líquidos puede influenciar cualquier riesgo de trombosis. 

Si sabes que algún familiar cercano a sufrido alguna trombosis asegurate de caminar 30 minutos diarios, o estar en movimiento continuó 5 minutos por cada hora que estes sentado. 

Lo más importante para mantenerse saludables y la vida entretenida es ser moderados en todos los aspectos: alimentos, alcohol, ejercicio, trabajo, estres, descanso, sueño, etc, etc, etc. Ni tanto que queme al santo ni tanto que no lo alumbre. Si me explico, no?

Mucha gente le ha querido echar la culpa a mi nuevo vegeterianismo, adquirido hace 6 meses, pero yo primero le echaré la culpa a ver Keeping Up With The Kardashians, a mi observación y después decisión de que la carne me hace daño (ya en otro post les hablaré de esto). 

Por el momento estoy en tratamiento de warfarina, el primer anticoagulante médico y el más común, por tres meses. Tengo prohibido comer aguacate durante el tratamiento ya que el aguacate tiene una gran carga de vitamina k, que ayuda a coagular la sangre. Al igual que arándanos. Así que ni guacamole ni Cosmopolitans para mí de aquí a Enero. 

A las 24 horas de iniciar tratamiento mis síntomas desaparecieron. Me indicaron inmediatamente regresar al trabajo y al entrenamiento ligero y sin pesas, lo cual me ha traído un poco infeliz ya que le agarré gusto al fisicoculturismo. Inmediatamente terminé mi tratamiento de las pastillas anticonceptivas y ahora utilizo el  método de "ave maría no le des puntería".

Me he divertido encontrando nuevas formas de hacer que mis calcetas de compresión se vean sexis, hasta el momento el look de colegiala es el que más éxito ha tenido. 

Aprendan de mis experiencias (porque en estas situaciones más vale aprender en zapatos ajenos),

Aurea.

4 comentarios:

Judith dijo...

¡Ja, ja, ja, ja, ja! ¡No les des puntería! ¡Ja, ja, ja, ja, ja!. Confiamos en que conoces de otros métodos :D

Además de chingona, eres muy sexi ;)

Julie dijo...

Fiu Fiu, que sexis caletas de compresión XD.

Pues ni modos Auris, ya nada de comerse aguacates encontrados en el zoológico :P.

ELIZABETH RIVAS GARFIAS dijo...

Mi nena es una realidad de que Dios jamás te dará mas de lo que no puedas soportar, eres un ejemplo para toda la familia y me queda muy claro que nuestra dependencia solo es de Dios y tú eres el mejor ejemplo. Recuerda que aun a la distancia siempre estas presente nuestras vidas que no hay un día en no pensemos en ti y le damos GRACIAS DIOS por tu vida. Te Amamos mi nena y seguiremos a pie de guerra por que hemos declarado que tu eres una mujer sana¡¡¡ Amen

Mariana B. dijo...

Mi santo padre tiene lo mismo, pero nada que los buenos cuidados no puedan mantener a raya ;) Y si te ves muuuuuy guapa (as always)