Livin' La Vida Aurea

04 febrero 2009

Uppföljande: Pepparkakshus

Oh Dios! Que floja he sido! Tiene casi una semana desde que escribí la última vez! Pero tengo una explicación, siempre necesitare excusarme.

Pues el viernes Paola me invitó un "café" y me sacó de mi cueva un buen rato, y se lo agradezco mucho! Así que pues casi todo el viernes se nos fue en tomar café.

Luego el sábado fuí a una fiesta de cumpleaños de una niñita colombiana que quiero mucho, y pues en eso se me fue todo el día. Tenía que hacer una presentación para presentarla enfrente de toda la clase el lunes pasado, y decidí hablar del taco. Por supuesto como trabajo mejor bajo presión, pues hice todo a la mera hora el domingo, y en eso realmente que se me fue todo el día.

El lunes, pues como todos los lunes, me toco ir todo el día a la escuela y cuando llego me duermo, jajaja, luego veo "That 70's Show" , y en esta ocasión me piqué leyendo "Watch You Bleed" y cuando me dí cuenta ya era hora de dormir.

Ayer no fuí a la escuela, porque los martes no tengo clases, y dormí hasta horas que me da vergüenza contar, y después me puse a hacer las labores del hogar y entre esto y el otro pues se me fue todo el día, o lo poco que quedaba después de que me desperté.

Y llegamos hasta el día de hoy, en el que después de ir a la escuela y demás labores como hacer "pastel pegajoso" , jiji, por fin me pude dar tiempo de escribir. Y entonces me dí cuenta de que no tenía nada que escribir, jaja, hasta que me acordé de que tenía ahí algo de lo que se me había contarles desde hace un buen.

Se acuerdan de la Pepparkakshus, o "La Casita de Galletas De Jengibre"?

Bueno, pues se supone que aquí en Suecia, se quitan los adornos navideños el 13 de enero, 20 días después de Navidad, y entre los adornos navideños pues estaba la casita de jengibre. Solo teníamos como 3 arreglos navideños más así que tomo como 5 minutos guardar todo. Entonces en la cocina ahí estaba, la pequeña casita adornada con azúcar glass.






Yo sabía que no se podía quedar ahí para siempre, y que el momento llegaría pero no lo podía aceptar. Lo que fuera a suceder tenía que suceder rápido, así que al mal paso darle prisa. Ya habrá más casitas,y nunca olvidaremos esta que fue la primera, no habra otra como tú, Pequeña Casita, todas tus sucesoras serán hechas con amor pero nunca serán tan importantes como lo fuíste tú.






Después, tal como Homero J. Simpson lo hizo con su langosta que baño en agua demasiado caliente, le quizamos brindar nuestro respetos comiendola.





Comimos hasta que nos dimos cuenta de que estaba toda polvorosa y sabía a gis, jajaja.

En memoria de La Casita De Jengibre I

Besitos,

Aurea.

5 comentarios:

Julie dijo...

Nooo, pobre casita T_T.

GeNmA dijo...

T_T exacto pobre casa, XD, sabia a gis? hay una foto donde parece que le salió sangre. La próxima casita que tenga plastico o algo para que no se le pegue el gis y cuando se la coman sea perfectamente seguro y no vayan a enfermarse de algo.
n_n /

Anónimo dijo...

HUmmmm.. . . poor casita ni modo para el prox. año será otra.

saludines

Alma

Tu mamá dijo...

Yo me he comido dulces navideños del año anterior y no me ha pasado nada. ji ji

Aurea dijo...

Jajajaja si parace que le sale sangre, pero es el caramelo con el que la pegamos.